¿?

Presidente Ideal Colombia

Presiones desde la Casa de Nariño

 

Factores que dificultan una adecuada decisión ciudadana

Ya pocos recuerdan los principios de no intervención en política por parte del Presidente, que fueron argumentos sólidos durante década anteriores, para que se permitiera el ejercicio electoral sin uso del poder en favor de una u otra persona.

 

Que se acataran en su momento de manera plena es otra discusión, pero regularon en mucho el accionar de partidos y personalidades.

 

En la actualidad, el muy bajo índice de popularidad del Presidente parece tratar de borrarse mediante:

 

- Costosas campañas de publicidad en los grandes medios. Vale la pena empezar a contar el número de "campañas institucionales" en cada una de las más grandes cadenas de TV y su costo en miles de millones de pesos.

 

- Presiones a los demás órganos de poder, haciendo declaraciones permanentes desde el alto gobierno en exigencia de que se acepten sus proyectos y señalando a todo aquel que se les oponga.

 

- Requerimientos permanentes a las Altas Cortes

 

Todo lo anterior sin contar el sin número de posibilidades que se dan desde la contratación.

 

Bajo esas condiciones absolutamente desiguales se desarrolla la campaña electoral en Colombia.

 

 

 

Nos preguntamos por qué razón un presidente que está a punto de entregar su mandato, presiona de múltiples formas para que el próximo sucesor suyo sea de su confianza, aceptación e incluso imposición

 

Las cifras que se conocen

 

El informe de la Contraloría General de la República, que evalúa la vigencia 2012, indica que en propaganda, publicidad, imagen y publicaciones, la nación gastó $229.385.175.623. Así mismo, fueron reportados 1.131 contratos dentro de estos rubros, lo que corresponde al 7.1% del total de contratos contabilizados en el Sistema de Rendición Electrónica de la Cuenta e Informes.

 

El mayor porcentaje de contratos de publicidad fueron adjudicados con órdenes de compra o de trabajo. También se celebraron 129 contratos, por un casi 110 mil millones de pesos, mediante licitaciones públicas.

 

En el punto cuatro del documento relacionan a las principales empresas contratistas con el Gobierno. En su ranking incluyen a Radio Cadena Nacional S.A (RCN) con 26 contratos por $4.156.408.291. En seguida la Casa Editorial El Tiempo S.A, con 42 contratos por $488.098.402. Luego Publicaciones Semana S.A. con nueve contratos por $221.200.400. Luego por valor de $198.683.250 se entregaron 14 contratos a Carvajal Información S.A.S, propietarios de Páginas Amarillas. En quinto lugar está Editorial El Globo, propietaria del diario La República, que participó con 16 contratos por $184.422.302. Otras organizaciones mencionadas son El Heraldo S.A, Caracol Radio, Despachos Públicos de Colombia LTDA y la Agencia Logística de las Fuerzas Militares. Varios medios de comunicación y editoriales no fueron mencionados, y al tratar de saber la razón, en Contraloría no dieron una respuesta concreta.